Los Cardenales triunfan y empatan la serie; Molina, el héroe

Molina también fue el responsable de pegar el sencillo impulsor que puso el empate en la pizarra e hizo posible la remontada de los Cardenales.

 El veterano receptor puertorriqueño Yadier Molina pegó un elevado de sacrificio en la parte baja de la décima entrada con un out en la pizarra e impulsó la carrera del triunfo de los Cardenales de San Luis por 5-4 ante los Bravos de Atlanta en el cuarto partido de la Serie Divisional de la Liga Nacional.

Molina también fue el responsable de pegar el sencillo impulsador en la parte baja del octavo episodio que puso el empate en la pizarra e hizo posible la remontada de los Cardenales.

La victoria permitió al equipo de San Luis empatar 2-2 la serie que disputan al mejor de cinco, que se tendrá que decidir el miércoles cuando ambos equipos se vuelvan a enfrentar en el SunTrust Park de Atlanta.   Los Bravos, en su campo, abrirán con el joven Mike Foltynewicz y los Cardenales se decidirán también por su gran promesa Jack Flaherty.

La jugada decisiva llegó en el décimo episodio con un ‘out’ en la pizarra, Molina en la caja de bateo, su cuarto turno, y corredores en tercera y primera bases.   El veterano receptor mantuvo el control y esperó el lanzamiento del colombiano Julio Teherán para asegurar hacer contacto con la pelota y ponerla lo suficientemente profunda que permitiese la impulsada.   Asi sucedió, Molina mantuvo su bate después de haber hecho contacto con la pelota y saber que había logrado la impulsada del triunfo que anotó el segunda base Kolten Wong desde la tercera.

Luego Molina soltó el bate al llegar a la primera base, tiró el casco al aire y comenzó la celebración junto con los fanáticos de los Cardenales que llenaron las gradas del Busch Stadium.   Wong abrió la entrada con un doblete de rola por tierra contra Teherán, después el primera base Paul Goldschmidt fue caminado de forma intencional.   El dominicano Marcell Ozuna forzó un ‘out’ para que Wong llegase a tercera y Molina hizo la diferencia con un elevado profundo al jardín izquierdo.

Wong elevó sus manos al cielo mientras corría camino del plato para anotar la carrera de la victoria que evitó la eliminación de los Cardenales y los mantuvo con vida.   Mientras, Molina llegó a la primera base con el bate para luego soltarlo, tirar el casco al aire y comenzar la gran celebración con el resto de los compañeros que entraron al diamante.   Molina, que se fue de 4-1, pegó el sencillo impulsador con dos ‘outs’ del octavo episodio que logró tras superar la pelota el guante del primera base de los Bravos Freddie Freeman.

Ozuna fue el pelotero más productivo de la ofensiva de los Cardenales al pegar un par de cuadrangulares, dos bambinazos solitarios, en el primero y el cuarto episodios, respectivamente, y que permitió al equipo de San Luis ponerse con ventaja parcial de 3-1.

Goldschmidt también había botado la pelota fuera del parque en la primera entrada por los Cardenales para el parcial de 1-0, que se incrementó a 2-0 con el cuadrangular de Ozuna.   La victoria se la quedó el relevista Miles Mikolas (0-1), octava lanzador que utilizaron los Cardenales, y que se encargó de sacar los tres ‘outs’ de la décima entrada con trabajo perfecto de 10 envíos al ‘home’ y siete colocados en la zona del ‘strike’.

La derrota fue para Teherán (0-1), que sacó dos ‘outs’ del décimo episodio, pero no pudo superar el bateo oportuno de los Cardenales, que vuelven a Atlanta con todas las posibilidades de luchar por estar en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

 

Share this article