Swanson y Duvall dejan tendidos a Cardenales y dan ventaja a Bravos

El triunfo permite a los Bravos recuperar la ventaja de campo y ponerse arriba 2-1 en la serie que disputan al mejor de cinco.

El bateo oportuno que pusieron el campo corto Dansby Swanson y el emergente Adam Duvall, con racimo de tres carreras en la parte alta de la novena entrada, permitió a los Bravos de Atlanta venir de atrás y vencer 3-1 a los Cardenales de San Luis en el tercer partido de la serie divisional de la Liga Nacional.

El triunfo permite a los Bravos recuperar la ventaja de campo y ponerse arriba 2-1 en la serie que disputan al mejor de cinco.

Swanson pegó doble impulsador de la carrera del empate con dos “outs” en el noveno episodio y luego llegó Duvall con el sencillo productor de otras dos carreras que sentenciaron el partido, que hasta entonces había estado en control de los Cardenales.

El gran derrotado fue el relevista dominicano Carlos Martínez que fue castigado con dureza después que el abridor Adam Wainwright y Andrew Miller se combinaron para ceder apenas cuatro imparables en ocho entradas de trabajo en el montículo con los Cardenales.

Pero Martínez volvió a mostrar que no tenía nada en su brazo y vio como Swanson le pegó doblete por la pared del jardín izquierdo y ahí comenzó la pesadilla para el equipo de San Luis después que el piloto de los Cardenales, Mike Shildt, lo mantuvo en el montículo.

Swanson levantó los brazos mientras celebraba en segunda base después de haber pegado su tercer imparable del partido que llevó al corredor emergente Billy Hamilton a la registradora y a poner el empate a 1-1 en el pizarra.

Mientras que el corredor emergente el venezolano Rafael Ortega entró por el receptor Brian McCann, que había recibido base por bolas intencional, llegó a la tercera base con el imparable de Swanson, quien tenía en la temporada regular .187 de promedio con hombres en posición de anotar, el más bajo en las mayores este año entre los jugadores calificados.

Duvall, quien entró como bateador emergente en el octavo, luego golpeó una línea en el jardín central para poner a los Bravos por delante para quedarse.

Fue su segundo gran éxito de la serie después de que conectó para un cuadrangular en la victoria por 3-0 de Atlanta del pasado viernes.   El cuarto partido se jugará mañana, lunes, en el mismo escenario del Busch Stadium. Atlanta necesita una victoria más para avanzar a la Serie de Campeonato por primera vez desde 2001.

Esta es la primera vez que los Bravos lideran una serie de postemporada desde que estuvieron 2-1 arriba ante los Gigantes de San Francisco en la Serie Divisional del 2002 y que perdieron al ser derrotados en los últimos partidos.   Los Cardenales desperdiciaron una excelente actuación de Wainwright, quien lanzó 7 2/3 entradas de bola de cuatro imparables en su primer inicio de postemporada desde 2014.

El nativo de Georgia de 38 años y exselección del sorteo aficionado de los Bravos ponchó a ocho y dio dos bases por bolas tras realizar 120 lanzamientos y 69 colocarlos en la zona del “strike”.   En la era de los bullpens en octubre, Wainwright y Mike Soroka, que salió de abridor con los Bravos, protagonizaron un gran duelo de lanzadores estelares.

Pero al final los relevistas fueron los que decidieron el partido con Martínez (1-1) como perdedor y Sean Newcomb como ganador al sacar el último “out” del octavo episodio.   Mientras que el cerrador Mark Melancon se encargó de sacar los tres últimos “outs” del partido y logró el rescate para el equipo de Atlanta.

Wainwright partió después de caminar con el curazoleño Ozzie Albies, cargando las bases en el primer partido de playoffs en San Luis en cuatro años.

Recibió un fuerte abrazo en el montículo del receptor puertorriqueño Yadier Molina y la asistencia de 46.701 aficionados lo despidieron con una ovación de pie mientras caminaba hacia la caseta.   Miller luego entró y retiró a Freddie Freeman en una pelota elevada al centro, terminando la entrada y conservando una ventaja de 1-0.   Pero Martínez fue castigado con dureza por segunda vez en la serie.

Permitió tres carreras antes de cerrar la victoria de San Luis por 7-6 en el Juego 1.   Después de que Atlanta tomó la delantera, Melancon trabajó el noveno para su segundo salvamento de los playoffs. Paul Goldschmidt dobló con un out, pero el jardinero dominicano Marcell Ozuna se ponchó mirando y Molina se puso en fila para terminar el juego.   Soroka, de 22 años, fue casi tan bueno como Wainwright, lanzando siete entradas de dos imparables en su debut en postemporada.

Los Cardenales se pusieron con ventaja cuando Ozuna pegó doblete en el segundo episodio, avanzó al tercer puesto en tierra de Molina y anotó con elevado de sacrificio de Matt Carpenter.   Después de que Soroka partió, los Cardenales amenazaron en el octavo. Pero el corredor emergente Harrison Bader fue atrapado tratando de robar la tercera base por delante del sencillo del dominicano José Martínez, y Newcomb retiró a Dexter Fowler para terminar la entrada.

Los Cardenales, que tuvieron de invitados especiales a Ozzie Smith, que hizo el primer lanzamiento de honor, y el expiloto Whitey Herzog, abrirán el cuarto partido con el novato Dakota Hudson, que acabó la temporada regular con marca de 16-7 y 3.35 de promedio de efectividad.

El piloto Brian Snitker, que esperaba a ver que sucedía en el partido del domingo, podría decidirse por el abridor zurdo Dallas Keuchel, quien trabajó cuatro entradas y dos tercios en el primer partido de la serie disputado el pasado jueves en Atlanta.

Share this article